Que esta nueva resurrección de Cristo sea una nueva oportunidad para creer en su amor y para decir como santo Tomas: "SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO"